RSS

Cuento: Navideña


 El autor de nuestro cuento

Juan José Arreola, el hombre común, el literato, el impulsor de los talleres literarios, el amigo de los noveles, el consejero, nos invita a sentarnos a la  orilla de la vía, a lo lejos se oye  un silbido... “es el tren de las 3, el carguero, el de pasajeros ya no viene para acá”. respira hondamente,...  y  nos dice.

“Yo, señores, soy de Zapotlán el Grande. Un pueblo que de tan grande nos lo hicieron Ciudad Guzmán hace cien años […] Yo soy el cuarto hijo de unos padres que tuvieron catorce […] Procedo en línea recta de dos antiquísimos linajes: soy herrero por parte de madre y carpintero a título paterno. De allí mi pasión artesanal por el lenguaje. Como casi todos los niños, yo también fui a la escuela. Pero no pude seguir en ella por razones que sí vienen al caso pero que no puedo contar: mi infancia transcurrió en medio del caos provinciano de la Revolución Cristera […]”

”Soy autodidacto, es cierto. Pero a los doce años y en Zapotlán el Grande leí a Baudelaire, a Walt Whitman y a los principales fundadores de mi estilo: Papini y Marcel Schwob […]

”Desde 1930 hasta la fecha he desempeñado más de veinte oficios y empleos diferentes…He sido vendedor ambulante y periodista; mozo de cuerda y cobrador de banco. Impresor, comediante y panadero. Lo que ustedes quieran […]

”Sería injusto si no mencionara aquí al hombre que me cambió la vida. Louis Jouvet, a quien conocí a su paso por Guadalajara, me llevó a París hace veinticinco años […]

”A mi vuelta de Francia, el Fondo de Cultura Económica me acogió en su departamento técnico gracias a los buenos oficios de Antonio Alatorre, que me hizo pasar por filólogo y gramático. Después de tres años de corregir pruebas de imprenta, traducciones y originales, pasé a figurar en el catálogo de autores […]

”Una última confesión melancólica. No he tenido tiempo de ejercer la literatura. Pero he dedicado todas las horas posibles para amarla. Amo el lenguaje por sobre todas las cosas y venero a los que mediante la palabra han manifestado el espíritu, desde Isaías a Franz Kafka […]”.



Voltea hacia nosotros y con un ademan nos dice que detengamos  la grabación..., “esto no quiero que lo publiquen, no sea que vayan a pensar que estoy resentido por el olvido en el que me tienen... ya ven-sonríe con tristeza- solo ustedes recordaron que este 3 de diciembre cumplo un año más de mi partida.


Créditos

Adaptación radiofónica y narración: Juan Manuel Guzmán
Producción: radio UJAT 107. 3 FM de la Universidad Juárez Autónoma de Tabasco.




1 comentarios:

Anónimo dijo...

ESTE SEÑOR DEL CUENTO ES UN ANTCRISTO