RSS

Moliere, el rey de los actores.



Jean-Baptiste Poquelin, llamado Molière nace en parís el 15 de enero de 1622, uno de los más grandes comediógrafos de la literatura occidental, además cultivó con éxito la  dramaturgia y el oficio de actor.

«No sé si no es mejor trabajar en rectificar y suavizar las pasiones humanas que pretender eliminarlas por completo» Molière
Considerado el padre de la comedia francesas sigue siendo el autor más interpretado. Despiadado con la pedantería de los falsos sabios, la mentira de los médicos ignorantes, la pretenciosidad de los burgueses enriquecidos.

Molière exalta la juventud, a la que quiere liberar de restricciones absurdas.

Muy alejado de la devoción o de la virtud, su papel de moralista termina en el mismo lugar en el que él lo definió y su principal objetivo fue el de «hacer reír a la gente honrada». Puede decirse, por tanto, que hizo suya la divisa que aparecía sobre los teatritos ambulantes italianos a partir de los años 1620 en Francia, con respecto a la comedia: Castigat ridendo mores, «Corrige las costumbres riendo».



LAS PRECIOSAS RIDÍCULAS

Esta comedia escrita por Moliere sobre un tema de actualidad, aborda el tema de la pedantería y el preciosismo, enfermedad muy difundida en su época que tenía que ver con modas y formas literarias demasiado exquisitas y refinadas.

Tal corriente preciosita surgió durante la primera mitad del siglo XVII y alcanzo su máxima expresión hacia 1660 en el salón de Madeimoselle de Swdery.


La satirización de moliere debe comprenderse no tanto en su burla a las obras más representativas del preciosismo, sino, y sobre todo, en el señalamiento de los excesos de los imitadores de la afectación en el lenguaje, de los desplantes en los modales, de frivolidad literaria que rodeaban a la sociedad francesa.

Eso explica que Cathos y Madelon, las dos heroínas femeninas, sean dos damas provincianas que intentan imitar el lenguaje y el estilo preciosista. Las dos damas llegan a la ridiculez con su abuso de  frases hechas.

La comedia recurre a elementos propios de la frase, como la distribución de la obra en un único acto y personajes con el mismo nombre de los actores: La Grange, De Croissy. Mas las preciosas ridículas no se reducen a lo caricaturesco y pasa a ser un fino cuadro de costumbres con una crítica punzante y acertada. La comedia muestra una exageración en el elemento caricaturesco, pero también una riqueza de sentido y picante donde el autor quiere hacer una sátira al preciosismo que destierra la naturalidad y lleva a las personas al ridículo.
Las preciosas ridículas es una comedia de un acto y en prosa, representada por primera vez en la sala de Petit Bourbon en París el 18 de diciembre de 1659.

EL OCASO DE MOLIÈRE


El 17 de febrero de 1673 Molière, sufrió un ataque en el curso de la cuarta representación, de su última obra,”El enfermo imaginario”, y murió en su domicilio, sin renegar de su profesión de actor, considerada inmoral por la Iglesia. 
Bajo la ley francesa de aquel tiempo, no estaba permitido que los actores fueran enterrados en el terreno sagrado de un cementerio. Sin embargo, la viuda de Molière,  le pidió al rey que su cónyuge pudiera tener acceso a un funeral normal por la noche. El rey accedió y Molière fue enterrado en la parte del cementerio reservada a los infantes no bautizados. 

Generalmente en las representaciones de teatro se dice que trae mala suerte vestirse de amarillo, dado que Molière supuestamente habría sufrido el ataque estando en el teatro vestido de este color.


 El gran mérito de Molière consistió en adaptar la commedia dell’arte a las formas convencionales del teatro francés, para lo que unificó música, danza y texto y privilegió casi siempre los recursos cómicos, y en luchar contra las hipocresías de su tiempo mediante la ironía.

«Aquí yace Moliere, el rey de los actores. En este momento hace de muerto, y de verdad que lo hace bien»           

(Epitafio de Molière).

SUS OBRAS MAS CONOCIDAS SON:

Tartufo
Don Juan.
El misántropo
El médico a palos.
El avaro.
Anfitrión. 
El burgués gentilhombre. 
Los enredos de Scapin.
 La condesa de Escarbañás
Las mujeres sabias
El enfermo imaginario



0 comentarios: