RSS

Entrevista con un Santa Claus Moderno


 ¡Santa Claus! ¿ Mito, Leyenda o Religión?

Llega diciembre, y por arte de no sé qué, el espíritu de reflexión a sentimientos como el amor y la amistad empieza a invadir a la humanidad. Nacimientos posadas, comidas, bebidas, escritos y  tradiciones de esta época hacen su aparición. Por este motivo, e inspirados en la  mítica figura de Santa Claus, hemos adaptado radiofónicamente  un cuento que hemos titulado “Entrevista con un Santa Claus Moderno”¿ Pero quién fue este Personaje ?


 ¡Vamos al reencuentro con la historia.

 Según Carlos Ávalos en su libro “Verdades y mentiras de Papá Noel” es a la  mitad del siglo XIX cuando inicia  el proceso de consolidación y difusión de la figura de Santa Claus. El mes escogido para su aparición. Diciembre. Sin embargo, este personaje es bastante moderno, su origen tiene mucho de mítico fusionado con estrategias comerciales oportunas, como lo es la navidad.

LO QUE DICE LA HISTORIA

La figura de Santa Claus fue inspirada en un obispo cristiano de origen griego llamado Nicolás de Bari, quien vivió en el siglo IV en Anatolia, actual Turquía. Según los relatos, San Nicolás de Bari era una de las personas más veneradas por los cristianos de la Edad Media, del que aún hoy se conservan sus restos en la basílica de Bari, Italia, donde fue trasladado en el año 1087.

Se estima que Nicolás de Bari nació en el año 280. A los 19 años se ordenó como sacerdote. Según se manifiesta, su amor por los niños era descomunal, su fama incrementó cuando un desquiciado ladrón acuchilló a varios niños. Dicen que enterado de la tragedia y con los niños entre sus brazos, el santo rezó por ellos, el milagro se produjo y los niños sanaron inmediatamente.

Este suceso aumentó su popularidad, siendo nombrado Santo Patrón en diversos lugares como Grecia, Turquía y Rusia.

No solo aumentó su fama, también crecieron sus cualidades. Ahora, no solo hacía milagros, sino que también regalaba obsequios. El origen de su carácter dadivoso se remonta a la historia de un empobrecido hombre, padre de tres hijas, quienes estaban condenadas a ser solteronas, debido a que su progenitor no contaba con la dote necesaria para casarlas. Nicolás de Bari se enteró de la tragedia y mientras todos dormían, en el silencio de la noche ingresó por la ventana y puso una bolsa de oro dentro de cada uno de los calcetines de las casaderas, quienes tenían por costumbre colgarlos sobre la chimenea para secarlos.

LAS CONQUISTAS DE NICOLÁS DE BARI

El nombre de Nicolás de Bari extendió sus dominios en gran parte de Europa, especialmente Alemania y Holanda, convirtiéndose en patrón de los marineros holandeses y de la ciudad de Ámsterdam. Posteriormente, cuando los holandeses colonizaron Nueva Ámsterdam, actual isla de Manhattan, erigieron una imagen de San Nicolás, haciendo todo lo posible para mantener su culto en el Nuevo Mundo.

 ¡Papa Noel estaba instalado ya en América.

 LA COMERCIALIZACIÓN DEL PERSONAJE

En 1823, un poema anónimo titulado “Una visita de San Nicolás”, publicado en el periódico “El Centinela” de Nueva York, encontró una acogida sensacional y contribuyó enormemente a la evolución de los rasgos típicos del personaje.

El anónimo poema había sido escrito por un oscuro profesor de teología, Clement Moore, quien en forma de tarjeta lo dedicó a sus numerosos hijos y nunca previó que un familiar suyo lo enviaría a un periódico.

 La posibilidad de hacer grandes tiradas de tarjetas de felicitación popularizó la figura de este personaje. Numerosas tiendas y negocios comenzaron a usar a Santa Claus con fines publicitarios. Desde aquella época se hizo habitual que, durante las celebraciones navideñas, los adultos se vistieran como él haciendo propaganda de todo tipo de productos. La segunda mitad del siglo XIX sería trascendental en el proceso de consolidación y difusión de la figura de Santa Claus.

Papá Noel o Santa Claus dejó de ser un personaje asociado específicamente a la sociedad norteamericana  y se adentró en todo el orbe sin distinción de orígenes geográficos y culturales.

PAPÁ NOEL Y COCA COLA

La ultima evolución iconográfica y conceptual de Santa Claus, fue de gran importancia.
Sucedió en 1930. La conocida bebida Coca Cola emprendió una campaña publicitaria donde el personaje principal de sus carteles era Santa Claus. El éxito de la campaña fue considerable, los dirigentes de la empresa pidieron al pintor Habdon Sundblom que remodelara el Santa Claus. Sundblom tomó como modelo a un vendedor jubilado llamado Lou Prentice. Santa Claus ganó realismo, se hizo más alto, grueso, de rostro alegre y bondadoso, ojos pícaros y amables, y vestido de color rojo con ribetes blancos, colores oficiales de Coca Cola. Asimismo, abandonó la pipa y los regalos ya no abarrotaban su cuerpo.

En 1931 se estrenó el personaje de Coca Cola, su éxito fue arrollador. En los años siguientes, Sundblom seguiría haciendo retoques. Los dibujos y cuadros que Sundblom pintó entre 1931 y 1966 fueron reproducidos en todas las campañas navideñas que Coca Cola realizó en el mundo, y tras la muerte del artista en 1976, su obra ha seguido difundiéndose constantemente.

En la actualidad la figura de Santa Claus sigue ganando popularidad en todo el mundo, pudiéndose decir de él que se ha entrelazado de tal modo con la Navidad que es imposible pasar una navidad sin papá Noel.


Créditos

GUION: Francisco Valencia Thompson

LOCUCIÓN: Mayra Salmerón y Arnulfo López

ACTUACIÓN: Rosa Isela Rosales, Horacio Díaz y Lázaro Palma

NARRACIÓN Y REALIZACIÓN: Juan Manuel Pérez Guzmán

PRODUCCIÓN: Radio UJAT 107.3 FM de la Universidad Juárez Autónoma de Tabasco.





1 comentarios:

Anónimo dijo...

GRINGOS BASTARDOS, Y SU GRAN COCACOLA Y EL PANZON SANTA