RSS

La Niña de los Fósforos

EL CUENTO
La Niña de los Fósforos es una metáfora  sobre el apego de  la fantasía ante el dolor, algo parecido a un aliciente equivalente a cualquier enganche material o espiritual que tendemos a utilizar en  momentos difíciles de nuestra existencia, en el cuento  al final pinta a la muerte como una victoria sobre lo demás. Historias como esta nos obliga  a reflexionar sobre la otra cara de la navidad, para unos ostentosa, para otros miserable.

 EL AUTOR

 Hans Christian Andersen nació el 2 de abril de 1805 en Odense, Dinamarca. Su familia era tan pobre que en ocasiones tuvo que dormir bajo un puente y mendigar. Era hijo de un zapatero, instruido pero enfermizo, y de una lavandera de religión protestante. Andersen dedicó a su madre el cuento “La pequeña cerillera”, por su extrema pobreza, así como “No sirve para nada”, en razón del alcoholismo que padecía el padre.

Desde muy temprana edad Hans Christian mostró una gran imaginación que fue alentada por la indulgencia de ambos padres y por la superstición de la madre. En 1816 murió su padre y Andersen dejó de asistir a la escuela; se dedicó a leer todas las obras que podía conseguir, entre ellas las de Ludwig Holberg y William Shakespeare.

 Andersen decidió convertirse en cantante de ópera y se trasladó a Copenhague en septiembre de 1819. Una vez allí fue tomado por lunático, rechazado y prácticamente se quedó sin nada. Su voz le había fallado, pero fue admitido como alumno de danza en el Teatro Real de Copenhague, allí entabló amistad  con Jonas Collin, el director del Teatro Real, que sería su amigo de por vida.

Posteriormente trabajó para Jonas Collin, director del Teatro Real, quien le pagó sus estudios. Aunque desde 1822 publicó poesía y obras de teatro, su primer éxito fue “Un paseo desde el canal” de Holmen a la punta Este de la isla de Amager en los años 1828. Su primera novela, “El improvisador”, o “Vida en Italia” (1835), fue bien recibida por la crítica. Viajó por Europa, Asia y África y escribió muchas obras de teatro, novelas y libros de viaje.

Un día de 1844 escribió: “Hace veinticinco años llegué con mi atadito de ropa a Copenhague, un muchacho desconocido y pobre: y hoy tomé chocolate con la Reina






Sus cuentos para niños continuaron apareciendo hasta 1872, cuando las últimas historias fueron publicadas en navidad. Durante la primavera de ese año, Andersen sufrió una caída desde su propia cama, lo que le produjo heridas graves. Nunca volvió a recuperarse del todo, y el 4 de agosto de 1875 murió en la casa llamada Rolighed, cerca de Copenhague donde está enterrado.

 RECONOCIMIENTOS
Hans Christian Andersen recibió en vida muchos honores. En 1866 el rey de Dinamarca le concedió el título honorífico de Consejero de Estado y en 1867 fue declarado ciudadano ilustre de su ciudad natal. En su honor, desde 1956 se concede, cada dos años, el premio Hans Christian Andersen de literatura infantil y, desde 1966, también de ilustración.

En 1976, el Astrónomo Nicolai Chernykh bautiza en honor a este escritor al asteroide 2476.

SU OBRA
La maestría y la sencillez expositiva logradas por Andersen en sus cuentos contribuyeron a la rápida popularización de éstos, sus más de 150 cuentos infantiles lo han llevado a ser reconocido como uno de los grandes autores de la literatura mundial.

Él usó un estilo para un lector infantil, con un lenguaje cotidiano y la expresión de los sentimientos e ideas del público infantil. Entre sus más famosos cuentos se encuentran:

 El traje nuevo del emperador

La pequeña cerillera

La sirenita

El Patito Feo

el soldadito de plomo

La Princesa y el Frijol

La reina de las nieves

Las zapatillas rojas

El ruiseñor

El sastrecillo valiente

La sirenita.

Han sido traducidos a más de 80 idiomas y adaptados a obras de teatro, ballets, películas, dibujos animados, juegos en CD y obras de escultura y pintura.
 ALGUNOS LIBROS TRADUCIDOS

Las ediciones de Andersen se cuentan por miles. Destacamos:

La historia de una madre, 2004 cuento.

 Cuentos completos, Anaya, 2005; Cátedra, 2005.

 El cuento de mi vida, De la Torre, 2005, autobiografía.

 Viaje por España, Alianza, 2005.

 El improvisador, Nórdica, 2009, novela.

 
CRÉDITOS DEL AUDIO

Voz: Dunia Rodríguez

Realización: Juan Manuel Guzmán, para radio UJAT-107.3 F.M. de la Universidad Juárez Autónoma de Tabasco.

 



 ESCUCHA EL CUENTO

2 comentarios:

X dijo...

Hola. Este es un cuento bonito, pero a la vez muy triste, reflejo de lo que muchos niños viven en el mundo y la indolencia del resto... Bueno para reflexionar...

fabi88 dijo...

Me gusto mucho aunque se que este cuento se vive en la realidad porque los vemos hoy en día.