RSS

¡Jaime Sabines, el Placer de la Metáfora!

A la poesía mexicana, entre otras de sus grandes contribuciones, Jaime Sabines le ha traído un público, estrictamente suyo, no sólo de lectores, no sólo de oyentes, no nada más producto de la ...cultura poética, de ninguna manera sin tratos con la cultura poética, un público sui generis que traza el panorama donde se contradice la idea generalizada del abandono irremediable y masivo de los poetas a los que se califica ahora sin esas palabras como seres errantes de la zona del autoconsumo.



 El poder de convocatoria de Sabines radica, según creo, en la capacidad de animar el placer de la metáfora, recurriendo a elementos cotidianos. Ese don formidable de convertir en expresión sabiniana lo que antes de él pudo ser de cualquiera de nosotros: Yo no lo sé de cierto, lo supongo.




 Ingresar a lo entrañable Jaime Sabines, desde luego, maneja los numerosos planos de la expresión poética, pero su arraigo multitudinario se inicia en la naturalidad asombrosa con que, por ejemplo, recoge la lección del bolero y la trasmuta en estética extraordinaria, como sucede célebremente en el caso de Los amorosos, un poema de Horal, el primer libro publicado a sus 24 años, un poema al que no agotan ni estropean las declamaciones escolares ni la repetición: ''Los amorosos juegan a coger el agua, a tatuar el humo, a no irse, juegan el largo, el triste juego del amor..." En las ocasiones en que he visto en acción al público de Sabines, esos amorosos que no se avergüenzan de toda conformación, he percibido o creído percibir que para buena parte de ellos Recuento de poemas o Nuevo recuento de poemas le significaron el ingreso a un mundo de estímulos inesperados, ligados a la música de la palabra, a la emoción largamente vivida de una metáfora, a la posibilidad de asomarse a una sensibilidad que desconocían en ellos mismos, y comparten su pasión inaugural con los habituales de la poesía, los enterados.


Los recién llegados y los lobos del mar de las imágenes se asombran por igual con Los amorosos: ''les llega a veces un olor a tierra recién nacida, a mujeres que duermen con la mano en el sexo, complacidas, a arroyos de agua tierna y a cocina, los amorosos se ponen a cantar entre labios una canción no aprendida y se van llorando, llorando la hermosa vida". ¿Existe algo parecido a tierra recién nacida? ¿Qué conjunto escultórico equivaldría a las mujeres que duermen con la mano en el sexo? ¿Dónde se localizan los arroyos de agua tierna? Las metáforas iluminan las vidas que se viven naturalmente en prosa, y Sabines, como en su momento Neruda, como inesperadamente García Lorca, como a su tiempo Carlos Martínez Rivas o Roberto Juarroz, consigue la adhesión de quienes, al admirarlo, se convierten ante sus propios ojos y muy legítimamente en poetas instantáneos.

Carlos Monsiváis






Jaime Sabines es el poeta más leído de México y el más querido. Es un hombre que no sólo ha transmitido a través de su poesía el amor en todas sus formas, sino también el desgarramiento del alma y del cuerpo en sus formas más dolorosas y
trágicas.


 

 Te invito a recrearte con la palabra de Jaime Sabines. ¡Acompáñame dando clic!


 
 ¡Click para escuchar!

CRÉDITOS AUDIO


VOCES

Dunia Rodríguez y Juan Manuel Guzmán.

Operación técnica: Lázaro Palma Salaya

Realización: Juan Manuel Pérez Guzmán para la Universidad Juárez Autónoma de Tabasco

Voz de Jaime Sabines tomado del disco Voz viva de México, editado por la UNAM

2 comentarios:

Aurora dijo...

La poesía como la risa, decía mi padre, es el pasto del alma, te llena tus vacios, y te abre el entendimiento.
Es una excelente selección de nuestros valores literarios, y al escucharlos te remonta a vivencias a lo mejor jamás vividas, es la magia del Podcast y de la imaginación, gracias por ponerlo a la disposición del mundo. Felicitaciones Juanma.

J M Guzmán dijo...

Gracias por tu comentarios mi querida y bien amada Aurora, sin duda Sabines nos motiva y anima la existencia con su obra magistral. Un beso enorme llegue hasta ti